1. Termómetro para controlar la temperatura exacta que requiere tu receta, si bien es algo que no todos poseemos en nuestros hogares sin embargo podría ser una buena inversión con grandes beneficios a la hora de cocinar.
  2. Si la receta a preparar requiere de papel aluminio para hornear, ten en cuenta que el lado opaco del papel es  absorbe la temperatura exterior y el lado brilloso la repele, debemos cubrir siempre el alimento con el lado brilloso hacia adentro.
  3.  Renovar las gomas de sellado ubicadas en la puerta del horno, así lograras conservar las temperaturas
  4. Verifica la caducidad de los ingredientes, muchas veces esta es la razón de que nuestro horneado se arruine
  5. Controla siempre el tiempo con un temporizador o reloj digital, no te confíes.
Share This